¿Por qué hay que vigilar el pH de la piscina?

96 267 19 21
¿Por qué hay que vigilar el pH de la piscina?

Como profesionales de la limpieza industrial en Valencia queremos hablarte en este post de las razones por las que no debemos de desatender el tema del nivel de pH del agua de la piscina.

Como ya sabes, el pH del agua hace referencia al equilibrio ácido-alcalino total, es decir, a la proporción relativa de ácidos y alcalinos del agua. En Ismed Servicios Integrales te advertimos de que, si el agua es demasiado ácida o demasiado alcalina, puede ser peligroso el baño y provocar irritación en la piel. Y no sólo eso, sino que la alta acidez y la alta alcalinidad alteran la eficacia del cloro. Si el agua es demasiado alcalina el cloro no será capaz de destruir los patógenos.

En la escala de pH, la acidez extrema se indica con el cero. El número 14 representa una alcalinidad extrema y el número 7 indica un estado neutral. Lo recomendable es que el pH de una piscina se sitúe entre el 7,2 y el 7,8. Para subirlo o bajarlo, como profesionales de la limpieza industrial en Valencia añadiremos ácidos o álcalis al agua. Por poner algunos ejemplos, añadiendo carbonato de sodio (ceniza de sosa) o bicarbonato de sodio aumentamos el pH. Echando ácido muriático o bisulfato de sodio lo bajamos. Además de vigilar el pH, es importante controlar la alcalinidad total, la dureza del calcio y los totales de sólidos disueltos en el agua. Todo para conseguir que nuestros baños sean seguros y podamos disfrutar del verano y de nuestra piscina. 

haz clic para copiar mailmail copiado