Publicado: 9 de Diciembre de 2014


Los bolsos de cuero acumulan más bacterias infecciosas que un baño. 

La división Initial Washroom Hygiene de Rentokil Initial en Gran Bretaña ha desvelado en un informe que los bolsos de mujer pueden ser un foco de infección con más bacterias que un retrete.

Uno de cada cinco bolsos analizados por Rentokil Initial podrían ser peligrosos para sus dueñas, tanto por el objeto en sí como por su contenido. Según ha desvelado la compañía, los bolsos de mujer pueden acumular tantas o más bacterias que un retrete. El continuo contacto con las manos y el roce con superficies de todo tipo es una de las principales causas.

Los bolsos de cuero, por su textura, son los más propensos a acoger todo tipo de agentes infecciosos. Aunque no es el material el único causante de la suciedad en estos enseres femeninos. El pintalabios, la máscara de pestaña y las cremas hidratantes también son peligrosos, ya que ofrecen unas condiciones muy favorables para el desarrollo y la proliferación de bacterias.

El riesgo de infección se multiplica por el contacto de los bolsos con las manos, facilitando la diseminación de las bacterias a otras superficies. En este sentido, los expertos en higiene de Rentokil Initial recomiendan lavarse las manos con frecuencia para remover las bacterias y limpiar periódicamente los bolsos para evitar que la contaminación se acumule.